LA OBESIDAD

Por Dr. Salomon Sellam

Desde el punto de vista simbólico, las personas que engordan, en realidad lo que hacen es “protegerse” de los demás, o de algún tipo de situación o trauma instaurado en su cabeza.

En la obesidad no se acumula masa ósea, ni muscular, ni se agranda ningún órgano, ni se llena ninguna cavidad de aires malignos. Lo único que se acumula bajo la capa de la piel es una cantidad de grasa (energía estancada) que no se va a usar y se retiene una cantidad de líquido (emociones tóxicas), que el organismo no puede eliminar.

Las células del cuerpo de una persona obesa, obedecen una orden de acumular grasa, y como sea, de no soltarla, no “quemarla”. Centrándonos en la grasa, ésta podría considerarse como un elemento comodín que el cuerpo, obediente como marinero a las órdenes del patrón, el inconsciente, las sitúa estratégicamente con distintas intenciones, tantas como obesos.

Tres ejemplos:1.- En el abdomen, para defenderse de ser adulto. Tomamos forma de bebé barrigón. Puede que el árbol ataque a los niños cuando “espigan”. En el abdomen también, para simular un embarazo. El árbol te acepta como madre, no como mujer.

2.- En las caderas y muslos para ocultar el talento creativo y la libertad de expresión artística. El árbol asignó a otra persona este territorio, o hay una prohibición total al desarrollo libidinal, en beneficio de otro de los egos, por ejemplo el intelectual o el material.

3.- En todo el cuerpo a consecuencia de un abuso sexual. Puede provocar que asociemos “la belleza” con “la agresión”. Es decir, si soy bella soy blanco de agresiones sexuales, por lo tanto engordo y de ese modo nadie me mirará, ni me deseará sexualmente. Es una forma de defensa para estar a salvo.

Desde la perspectiva de Naska Groppaglio, la obesidad, así como la delgadez, las jorobas, etc. se utilizan para integrarse en el “clan familiar”. Cuando no hay suficiente espacio en familias con muchos hijos, cuando uno nace no deseado, del sexo opuesto al esperado, es posible que el cerebro más primitivo encuentre estrategias de supervivencia que responden a estos patrones.

También hay personas que establecen su prioridad en el ahorro, en no gastar ni un centavo. Son las personas que no invierten, sólo acumulan. La obesidad podría ser un síntoma de esa disposición, del miedo a que le falte. Como un seguro a todo riesgo, donde la grasa es “el seguro”.

Detrás de la obesidad también puede haber una madre dominante, posesiva, que ejercía un control estricto sobre su alimentación, sus pensamientos, sus sentimientos y su creatividad. En este sentido, la obesidad representa una oposición inconsciente a la autoridad materna que abusó de nosotros. Un ejemplo puede aclararlo: Una niña empezó a engordar para que su madre la quisiera y se preocupara de ella como de su abuela que había enfermado y ahora estaba en su casa robándole toda la atención.

Alejandro Jodorowsky dice que cuando uno sufre un abuso, eso se sigue repitiendo. Hay que eliminar de la mente el símbolo del abuso y romper la fijación con un acto psicomágico. En este caso le recetó que comprara tantos kilos de huesos para perros como los que ella tenía en estos momentos de sobrepeso. Llevar toda esa carga en una carretilla hasta el cementerio donde estaba enterrada su abuela y decirle: ” abuelita, estos kilos son tuyos, no son míos, me libero de esta carga” También debería llevar miel para endulzar y que no fuera un acto hostil.

Decodificación: Sobrepeso

La palabra alimento viene del latín alimentum y significa “cosas que se comen o beben para crecer y subsistir”. La alimentación es un medio o un instrumento cuya función inicial fue sobrevivir y hoy en día en una parte importante de este planeta es una fuente de placer y en algunos casos de dolor o culpa.

En la época primitiva y durante buena parte de la historia de la humanidad el alimento fue lo que movió al ser humano a la realización de acciones con un único objetivo: ALIMENTARSE. Es también lo más importante en la etapa más temprana del óvulo fecundado ya que desde las trompas ha de viajar hasta el útero y para hacerlo necesita energía. Esta será extraída de las células maternas bajo la forma de glucosa y es fundamental que tenga un buen rendimiento en su recorrido hasta llegar al útero ya que tiene que hacerlo antes de que se agoten las reservas, por lo que en esta primera semana de vida el alimento es primordial de otro modo el NUEVO SER no sobrevive. Con frecuencia el embarazo termina en aborto espontáneo por falta de nutrición ya que para que el zigoto se pueda implantar necesita azúcar, energía. Cuando llega al útero le recibe un plato suculento ya que las glándulas de las paredes del útero han secretado Glucógeno bajo el estímulo de la progesterona con el objetivo de hacer una masa global de células y preparar el futuro nido. Es por esto que el Glucógeno tendrá durante toda nuestra existencia una gran importancia y el objetivo primordial en nutrición es ser autónomo a nivel del azúcar.

Hay algunos trastornos de la alimentación como en la anorexia y la bulimia o el sobrepeso en el que esta autonomía se ve alterada y la persona gira alrededor de este tema sin libertad.

Sobrepeso

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa o agua que puede ser perjudicial para la salud.

La Descodificación Biológica Original observa las pequeñas o grandes situaciones de estrés que pueden estar en el origen del síntoma y la pregunta para realizarse es: ¿para qué es útil el síntoma? Por ejemplo, la grasa sirve para proteger y es reserva de azúcar y el agua conforma la mayor parte de las células.

¿Y qué determina el tipo de somatización?

La manera de vivir la situación difícil o dramática hará que la respuesta del cuerpo sea de un tipo u otro.

En relación al sobrepeso encontramos que el origen es multicausal y diversos factores estarán en la raíz del problema ya que la persona no está expuesta a una únicasituación de estrés sino que hay múltiples conflictos con su consecuente manera de vivirlo y si la acumulación es de grasa observaremos las funciones biológicas de la misma.

Tipos de conflictos:

  • Resistir, hacer frente al otro
  • Protección mecánica (agresión)
  • Protección térmica (necesito guardar el calor en mi interior)
  • Protección de la  mirada del otro (camuflarse, ver agresion o abuso sexual)
  •  Abandono
  • Carencia, hacer reserva (miedo a la falta)
  • Miedo al rechazo (me han dejado de lado)
  • Conflicto de seducción (la redondez es salud)
  • Retención (en una separación, muertes, abortos, ..)
  • Frustración (esconder emociones)
  • Maternidad (me preparo para..)
  • Conflicto del gemelo perdido

Hay otro tipo de sobrepeso que es por retención de líquidos. Aquí el conflicto está en relación a la perdida de referentes ya que el primer referente es el agua, el líquido amniótico. Nosotros los humanos podemos sufrir un shock como un “conflicto de lucha por la existencia” con la sensación de no ser capaz para vivir la realidad del momento presente y serán los riñones los que se encargaran de gestionarlo. Pueden observarse situaciones conflictuales como “conflicto del refugiado o inmigrante” (teniendo que dejar nuestra casa, nuestros amigos, nuestra familia), como un “conflicto de derrumbe existencial” (nuestra vida está en juego), o como un “conflicto de hospitalización” o “conflicto de pérdida de los medios de subsistencia”, “conflicto de quedar abandonado” (sentirse aislado, excluido y dejado atrás).

Cada conflicto tiene su propio origen emocional en un momento determinado de la vida o por situaciones acumuladas. Es en ese o esos momentos del bioshock, en el que hay una necesidad no satisfecha (de afecto, amor, presencia de otro, sensación de seguridad, sentirse pleno, etc.) y la persona le da un sentido.

En el sobrepeso, el propio síntoma genera estrés en la persona que intenta una y otra vez deshacerse de los kilos de más y si lo hace mediante dietas restrictivas y sin desactivar los conflictos el cuerpo produce el conocido como “efecto rebote”.

Sea cual sea el síntoma es a la solución que ha encontrado el cuerpo para poder ayudar a resolver el conflicto y sobrevivir y sea cual sea el cuerpo que tengas es el cuerpo que necesitas.

Angeles Wolder