El sistema respirtatorio

El aparato respiratorio está dominado por las nociones de espacio, libertad y seguridad. Cuando estas necesidades no se satisfacen, el ser vivo codifica un órgano u otro del aparato respiratorio, dependiendo de la intensidad del conflicto.

· La nariz: el órgano más adelantado, señala hacia el mundo exterior. El olfato es el primer sentido que detecta el peligro ya que (junto con el oído) sigue funcionando durante el estado de coma. Los problemas de rinitis y sinusitis están relacionados con conflictos de hediondez: (Esto me huele mal), tanto en sentido literal como en sentido figurado (peligro, angustia, inquietud). Dependiendo de la intensidad, durante la primera fase la nariz no funciona (rinitis) y el olfato desaparece; si el sentimiento es aun más fuerte, el resultado es una sinusitis.

· La faringe: es la encrucijada donde están las amígdalas, que corresponden al conflicto endodérmico de querer atrapar el pedazo de comida.

· La laringe: miedo cerval; grito de socorro.

· Los bronquios: peligro en el territorio, disputas.

. Músculos de los bronquios y la laringe (asma): conflicto respiratorio vivido de manera motriz: (Quiero y no quiero un espacio; quiero y no quiero gritar).

· La pleura: protección de los pulmones y los bronquios. Corresponde al conflicto: (Debo protegerme el tórax).

Anuncios